Proyectos

Il Borgo Sostenibile, Figino, Milán

Este proyecto constituye un modelo de desarrollo urbano innovador, donde lo tradicional y lo moderno se han combinado de manera silenciosa para fortalecer y generar un verdadero desarrollo sostenible. Ha sido desarrollado de manera conjunta con Luigi Centola de Centola&Associati, nuestro partner en Italia y uno de los arquitectos de referencia para la Arquitectura Sostenible en Europa. La actuación se lleva a cabo sobre un total de 48.000 m2 aproximadamente y está ubicada en uno de los pueblos que forman parte de la corona exterior urbana de Milán, llamado Figino a unos 15 kilómetros dirección Noroeste. El objetivo básico del proyecto es el desarrollo de viviendas sociales, pero unido a una importante cantidad de servicios que favorezcan un modelo urbano interconectado con Milán pero autosuficiente.


La propuesta planteada no sólo pretende crear una extensión urbana agradable para los habitantes, sino mejorar la vida, las relaciones, la actividad y la economía de la región mediante un modelo verdaderamente sano, productivo y eficiente. Un Modelo Urbano Social y Sostenible.

La materialización de la propuesta gira alrededor de 12 patios, todos irregulares y todos abiertos, recuperando la forma tradicional del tejido urbano de la zona. Los patios se convierten en nexo de unión entre los diferentes tipos de edificios diseñados y, al mismo tiempo, albergan zonas de servicios y huertos sociales comunales que abastecen a la población y crean parte de la economía básica.

El conjunto dispone de escuela, residencia para ancianos, restaurantes, club deportivo, espacio comercial integrado, juegos para niños, el patio de la energía, etc.

Este modelo de integración de servicios, de espacios y de tipología eleva, en sí mismo, el nivel de sostenibilidad y de productividad del proyecto, evita el flujo de personas, de materias y de productos entre puntos distantes.
 
El desarrollo se caracteriza por una equilibrada integración entre lo tradicional y lo innovador. Además, no existe ninguna tipología dominante y reconocible. Los mismos patios son híbridos entre lo nuevo y lo tradicional y ninguno esta cerrado o aislado, con el objeto de abrirse al paisaje y crear espacios visuales siempre diferentes. El conjunto presenta la flexibilidad de ser desarrollado en fases y alberga viviendas de 50, 70 y 100 m2. El tráfico de vehículos no esta permitido por el interior del conjunto, existe una vía-bulevar peatonal que atraviesa el conjunto y conecta los diferentes patios creando una arteria principal donde se articulan la mayor parte de los servicios.

Il Borgo Sostenible
La estructura final está organizada para favorecer la ventilación natural y el soleamiento del conjunto. Se han desarrollado análisis CFD (Computational Fluid Dynamic) sobre las diferentes alternativas hasta configurar el mejor comportamiento frente al viento y al sol.

El innovador sistema constructivo, que emplea encofrados integrales y que ya ha sido implantado con éxito en otros países, aporta un ahorro del 15% sobre el coste de construcción tradicional, al mismo tiempo supone una disminución del 10% en el consumo de energía durante la fase de construcción y genera un 80% menos de residuos que los sistemas constructivos tradicionales. A estas ventajas debemos añadir que el tiempo de ejecución se reduce en un 12% respecto a los tiempos actuales.
Sistema Constructivo
El sistema energético diseñado para el conjunto, así como el balance de CO2 finalmente obtenido, con la implantación de nuestro proyecto, resultan de la máxima eficiencia.

El suministro térmico se basa en un sistema centralizado con generación renovable mediante Biomasa. Dado el adecuado diseño de los edificios y el efecto de la simultaneidad, la potencia final de la central resulta ser bastante menor que la implantación de sistemas individuales o centralizados parcialmente. El conjunto dispone de un sistema fotovoltaico, cuya inversión es posible gracias a los ahorros en los costes constructivos. Finalmente, la energía eléctrica del conjunto es suministrada por el sistema fotovoltaico y la térmica, por el District Heating (DH) diseñado. Toda la energía del sistema fotovoltaico no es consumida por el conjunto, por lo que parte se vende, generando ingresos en la comunidad cada año, según las tarifas establecidas en Italia por la ley Conto Energia. Este ingreso se utiliza para comprar parte de la Biomasa, necesaria para el sistema Térmico, en el mercado local. El resto se utiliza para mejorar el nivel de servicios (formación, manutención, salud, etc.) cada año, o bien para devolver a los usuarios parte de la inversión inicial, haciendo aún más barato (cada año) el coste de la vivienda.
 
La necesidad de Biomasa es cubierta en parte por la adquirida en el mercado local y en parte por la generada en nuestro propio proyecto mediante los residuos de los jardines, zonas verdes y los pequeños huertos de los patios.

Finalmente, el Balance de CO2 resultante es Cero. Podemos decir incluso que es negativo, porque el conjunto necesita de CO2 para producir la Biomasa.

En resumen, se ha creado un lugar que tiene la capacidad de funcionar sin energía externa, que consume CO2 (sumidero de CO2) y que crece cada año en el tipo y la cantidad de servicios que ofrece, generando gradualmente una sociedad mejor, una verdadera sociedad sostenible